Archivo de la categoría: Consumo

La Isla de las Flores

Documental que, de manera original e impactante, critica la sociedad de consumo en la que estamos inmersos. ¿Cuánta comida en buen estado tiramos a la basura diariamente? ¿Valen más los cerdos de un ganadero que las personas? Claro, las personas no son propiedad privada.

Vivimos en una sociedad cíclica e interdependiente, en la que nuestras acciones tienes repercusiones en otras personas. De nuevo destacan las desigualdades: lo que a uno le sobra, a otro le permite sobrevivir.

¿Por qué los cerdos tienen más privilegios que las personas?

1 comentario

Archivado bajo Alimentación, Consumo, Pobreza, Sociedad de consumo

La subida de los alimentos obliga a los países pobres a pagar hasta un 74% más por los cereales

Los países más pobres del mundo pagarán un 56% más por la importación de cereales durante el periodo 2007-2008, de acuerdo con las previsiones anunciadas hoy por el Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Estos datos son superiores en el caso de los países con déficit alimentario en frica, cuya factura cerealera se incrementará un 74% debido a los fuertes aumentos en los precios de los cereales, en el coste del transporte y en los precios del petróleo a pesar del récord de producción, según el último informe de la FAO Perspectivas de cosecha y situación alimentaria.

Los precios internacionales de los cereales han subido durante los dos últimos meses, reflejando una demanda sostenida y escasez en las reservas mundiales, según el informe. Los precios del arroz fueron los que más subieron tras la imposición de nuevas restricciones a la exportación por los principales países productores. A finales de marzo, los precios del trigo y del arroz eran casi el doble respecto a los niveles del año anterior, mientras que el maíz había subido más de un tercio. Los precios del pan, arroz, maíz, leche, aceite, soja y otros alimentos básicos se han incrementado fuertemente durante los últimos meses en diversos países en desarrollo, a pesar de las medidas tomadas tanto por los países importadores como los exportadores para limitar el impacto de los precios internacionales en los mercados alimentarios nacionales, que incluyen restricciones a las exportaciones, subsidios, reducción de aranceles y control de precios. Esta situación, recuerda la agencia de la ONU, provocó revueltas en Egipto, Camerún, Costa de Marfil, Senegal, Burkina Faso, Etiopia, Indonesia, Madagascar, Filipinas y Haití en el mes pasado. En Pakistán y Tailandia se han desplegado efectivos militares para evitar que se asalten campos y almacenes. “La inflación del precio de los alimentos golpea más fuerte a los pobres, ya que el porcentaje que dedican a los alimentos en sus gastos totales es mucho mayor que en la población más rica”, ha señalado Henri Josserand, del Sistema Mundial de Información y Alerta de la FAO. “Los alimentos -explicó- representan un 10-20 por ciento del gasto de un consumidor en los países industrializados, pero hasta el 60-80% en los países en desarrollo, muchos de los cuales son importadores netos de alimentos”. Récord de producción A pesar de los altos precios y del malestar social que esto provoca en los países más empobrecidos, la FAO prevé un incremento del 2,6% en la producción de cereales durante el año 2008, hasta alcanzar la cifra récord de 2.164 millones de toneladas. “Si se materializa el crecimiento de la producción prevista para 2008, los problemas actuales de suministro podrían aliviarse en el periodo 2008-2009”, indica el informe. La FAO advierte que esto dependerá en gran parte de la climatología, culpable de que las perspectivas para el 2007 fueron superiores a la producción de cereales que se obtuvo al final. Por ello, la FAO urge a todos los donantes y las instituciones financieras internacionales a que incrementen sus ayudas o que consideren modificar una parte de las actuales en los países más afectados por el alza de los precios en los alimentos. Una estimación provisional de los fondos adicionales requeridos por los gobiernos para llevar a cabo estos programas se sitúa entre los 1.200 millones y los 1.700 millones de dólares. La concesión de estos fondos puede suponer una ayuda importante para los campesinos pobres, incluyendo el acceso a insumos y activos para mejorar el suministro de alimentos en las próximas temporadas agrícolas. Además, la FAO ha lanzado su Iniciativa sobre la Subida de los Precios alimentarios (ISFP, en inglés), ofreciendo ayuda técnica a los países pobres afectados por el alza de precios para poder ayudar a los campesinos vulnerables a aumentar la producción local de alimentos.

Deja un comentario

Archivado bajo Alimentación, Consumo

Un nuevo portal en internet facilita la compra pública ética

La organización Ideas lanza el primer portal de compra pública ética en castellano. La web servirá para asesorar a lo agentes públicos sobre los procesos de inserción de criterios éticos y de comercio justo en la contratación pública

El portal web www.comprapublicaetica.org nace para ser una herramienta que facilite a los agentes públicos la compra pública ética y asesorarlos, así, para cumplir con las nuevas exigencias legislativas para el fomento del consumo responsable y sostenible.

Según Ideas, la organización de comercio justo autora del portal, la compra pública ética se basa en contratos públicos que introducen criterios éticos relativos al cumplimiento de convenciones internacionales y estándares sobre condiciones laborales dignas, salarios mínimos, derechos de los trabajadores, lucha contra el trabajo infantil, etc. Además, esta organización también apuesta por dar preferencia a aquellos proveedores y productos que apuestan por criterios o estándares más exigentes, como son los estándares de comercio justo.

El sitio web cuenta con dos espacios, una abierto a todos los usuarios y otro para el cual se precisa estar registrado. En el primero se ofrecen, entre otros recursos, alternativas de consumo que potencien el comercio justo como máquinas expendedoras, materiales promocionales o regalos institucionales, y los pasos a seguir para incorporar la Compra Pública Ética a través de un enfoque gradual. En el espacio restringido, por su parte, se ofrecen informaciones más prácticas y concretas como modelos de licitaciones, guías prácticas, informes, etc.

El proyecto http://www.comprapublicaetica.org ha estado cofinanciado por la Junta de Extremadura, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Comisión Europea.

¿Qué PueDo HaCer yo?


Si te interesa el tema paséate por www.comprapublicaetica.org y mira como puedes aplicar estas ideas a tu empresa. También puedes ponerte en contacto con Ideas y colaborar con sus iniciativas.

Consulta en HacesFalta.org las ofertas de voluntariado sobre comercio justo que hacen las diferentes ONG o busca en el directorio qué organizaciones trabajan este tema en tu provincia y ponte en contacto con ellas.

Deja un comentario

Archivado bajo Consumo

La patología mental acompaña a los consumidores de cocaína

El cannabis prepara al cerebro para probar otras sustancias

Mientras algunos científicos se centran en el análisis epidemiológico del consumo de sustancias de abuso, otros indagan en los mecanismos fisiológicos que llevan a determinadas personas a tomarlas. Este fue el objetivo de un trabajo dirigido por Emilio Ambrosio, catedrático de Psicobiología de la UNED, y María Luisa Soto-Montenegro, de la Unidad de Medicina y Cirugía Experimental del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, y publicado recientemente en Neuropsychophar-macology. Sus experimentos en ratas les han llevado a concluir que el consumo de cannabis modifica el cerebro del adolescente, de tal forma que puede favorecer el consumo de otras drogas en la edad adulta. Estos resultados respaldan las tesis de quienes aseguran que los porros pueden ser el punto de partida en la espiral de la drogadicción, pero además ofrecen una explicación fisiológica al margen de los factores sociales.

a adicción es considerada, por sí misma, un trastorno psiquiátrico, pero a menudo va también acompañada de otros problemas mentales. Un equipo de investigadores españoles, encabezado por Antonia Domingo, del Grupo de Epidemiología de las Drogas de Abuso del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar) de Barcelona, ha realizado un estudio epidemiológico que confirma la frecuente coexistencia de este tipo de patologías en jóvenes consumidores de cocaína. Además, el método que han utilizado les ha permitido discernir en qué casos la patología mental es independiente del abuso de sustancias y cuándo es inducida por la droga. En los últimos tiempos se ha debatido mucho sobre la denominada patología dual -adicción a drogas unida a otras enfermedades mentales-, y existe la discusión de si el trastorno psíquico predispone al consumo o éste precipita determinados trastornos psiquiátricos.

El trabajo fue realizado con la colaboración de 139 personas de entre 18 y 30 años que eran consumidoras habituales, con las que se contactó en lugares de ocio y a través de asociaciones de ayuda.

«Se les pasó un cuestionario muy amplio y después, a los que les tocaba por sorteo, se les preguntó si estaban dispuestos a que estudiáramos sus problemas psiquiátricos», explicó Antonia Domingo. La herramienta utilizada fue la versión española de la Entrevista de Investigación Psiquiátrica para Trastornos Mentales y por Sustancias (PRISM, sus siglas en inglés).

Un total de 84 encuestados no tenían ningún otro problema psiquiátrico, pero 33 presentaban patologías mentales independientes de la droga y 22 inducidos por ésta. Entre estos últimos, algunos sujetos también podían padecer patologías primarias. En ese 42,5% con enfermedades psiquiátricas, las más comunes estaban relacionadas con el estado de ánimo, como la depresión, o con la ansiedad, como el pánico. También se descubrieron algunos trastornos de personalidad.

Consumo múltiple

Antonia Domingo señala que uno de los resultados más interesantes fue que se observaron más problemas mentales en aquellas personas que habían consumido, además de la que era objeto de estudio, otras sustancias. Por otro lado, quienes se administraban cocaína base (también llamada crack), tenían una mayor tendencia a padecer trastornos inducidos, «aunque no de una forma muy notable», matiza la investigadora. También agrega que esto representa un mayor riesgo en países como EEUU, ya que en España se sigue usando en mayor medida la vía de administración nasal.

La publicación de estas conclusiones -en la edición de febrero de la revista Addiction- tan sólo es el principio de una investigación más amplia. Los científicos harán un seguimiento de entre año y medio y dos años a los participantes con el fin de analizar sus patrones de consumo y determinar hasta qué punto están ligados a los problemas psiquiátricos. Por ejemplo, analizarán qué pasa cuando una persona abandona la cocaína. Estos estudios contribuirán a diseñar mejores tratamientos de deshabituación.

(elmundo.es 2 febrero 2008)

Deja un comentario

Archivado bajo Consumo, Drogas

Jóvenes destilados

“¡A los 14 años en un cumple…!”, exclaman entre risas Kika, Josué y Antonio, adolescentes del municipio de Villarejo de Salvanés (Madrid) cuando rememoran la primera vez que probaron el alcohol. Es martes a las siete de la tarde y los tres toman unas cañas en un bar de Villarejo, una localidad de 7.000 residentes en la carretera de Valencia. Hay poca gente en el local: vecinos de más de 50 años que huyen del frío con carajillos y gin tonics. “Hoy es una excepción”, se excusan los tres adolescentes, al verse un día entre semana tomando cañas y rodeados de gente mayor.
Cigarrito en mano, hablan de sus estudios de FP, del trabajo de Antonio en una fábrica de madera y de un concursante de Operación Triunfo que es de su pueblo. Trago y trago.

Los padres del joven de hoy empezaron a beber cada fin de semana en los 80 Tienen 15, 16 y 20 años, y con más amigos han alquilado un garaje donde se reúnen casi todos los días. En su local, botellas de ron, posters de coches y de chicas desnudas recauchutadas y música tecnho. “El fin de semana sí que bebemos más, siempre hay algo que celebrar… Entre semana, menos”, aseguran. Los tres creen que es una exageración eso de que los jóvenes beben mucho, aunque reconocen que en pueblos tan pequeños como el suyo muchas veces lo hacen “por aburrimiento”.

En Villarejo de Salvanés hay pocas opciones de ocio, pero los tres creen que tienen una ventaja respecto a los chavales de la capital: poder salir hasta más tarde. “Yo me puedo quedar hasta las cuatro de la mañana los fines de semana y a mis padres no les da miedo porque éste es un pueblo tranquilo”, afirma Kika.

Queremos ser adultosLa edad de inicio en el consumo de alcohol entre los adolescentes españoles está en los 13 años, según el estudio de la Fundación La Caixa Los adolescentes ante el alcohol: La mirada de padres y madres. Hay varias maneras primerizas de acercarse a la bebida. Por ejemplo, calimocho, cerveza y copas como sustitutos del aburrimiento en las localidades pequeñas. O alcohol desde el mediodía, y asociado al mundo adulto para los jóvenes que consiguen su primer empleo a los 16 años. “A esa edad, no tienen suficiente dinero para independizarse de sus padres pero sí para consumirlo en ocio”, analiza el psiquiatra Eusebio Megías, director técnico de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción y autor del estudio.

«Hace 20 años sólo bebían vodka o whisky los chicos ricos», compara un médico En el polígono industrial de Arganda del Rey (Madrid) trabaja el veinteañero Raúl Gómez instalando alarmas de seguridad. Hora de la comida: vino con casera y otro que argumenta que no bebe. “En las comidas un poco de vino, y el fin de semana pues también … Es que trabajo con gente muy mayor…”, explica rodead de obreros de más de 40 años que acompañan el menú de siete euros con un vino. El paisaje se repite por el polígono: jóvenes trabajadores haciendo una pequeña parada con una lata de cerveza.

Universitarios y barra del bar. Otro clásico: el joven que se pasa el primer año de universidad tirado en la barra de un bar o de botellón. Suele ocurrir sobre todo con los que salen a estudiar fuera de su lugar de origen, lejos del control familiar.
Los padres poco pueden hacer para controlar a distancia a alumnos como Adrián (nombre ficticio para que no le reconozca su familia) de A Coruña, recién llegado a Madrid con 19 años. Su fin de semana acompañado de alcohol empieza cada miércoles y el chaval acaba la semana con cuatro borracheras.
«En pueblos pequeños muchas veces bebemos por aburrimiento», alega un chico de Villarejo Reconoce que desde que llegó a Madrid, a finales del pasado mes de septiembre, se emborracha con frecuencia: “De tres a cuatro veces por semana”.El caso de Adrián es un ejemplo de la vida estudiantil de los 7.000 alumnos de fuera de Madrid que llegan a la capital cada año para arrancar sus estudios universitarios. Sin embargo, sirve para entender que la mayoría de estos jóvenes elige el alcohol como el mejor método para socializarse. “ Acuden a beber con amigos en parques y bares en busca de una nueva familia”, explica Eduardo Brik, director del Instituto de Investigación y Tratamiento del Alcoholismo y Drogodependencias.
La mayoría de los pacientes jóvenes que atiende este médico terapeuta en su consulta son trabajadores con horarios interminables. “Sobre todo son chicos que trabajan como comerciales y que están obligados por su empleo a mantener una vida social activa de manera permanente. No olvidemos que el alcohol es una droga fundamentalmente social”, ejemplifica.
Perfil rejuvenecido. Los especialistas en el trato con alcohólicos han notado que el perfil ha del enfermo en España ha rejuvenecido. “Para crear un proceso de dependencia es necesario que pase un tiempo pero aparecen casos de gente que abusa de la bebida con 22 y 24 años”, admite Megías. Aunque no haya dependencia, el organismo sufre mucho. “Hasta los 18 años, las personas desarrollan su sistema neuronal y también se forman en la sociedad”, lo que agrava las consecuencias de la resaca frecuente.
Eduardo Brik alerta además de que el adolescente que bebe alcohol todos los viernes y los sábados sistemáticamente puede acabar acortando el periodo entre borrachera y borrachera. Un 21,8% de los jóvenes lo hace todos los fines de semana.

Adrián, el fútbol y la cerveza
Adrián ha quedado por la noche con sus compañeros del colegio mayor universitario en un bar del barrio de Argüelles, en Madrid, para ver un partido de fútbol de la Liga de Campeones. La elección no ha sido al azar.

“Es el bar que más baratas tiene las copas”, explica. “Jarra de cerveza, calimocho: 2 euros”. Es un reclamo muy típico similar al que en otros bares ofrece: “Desayuno: café con churros; 2 euros”.
El grupo de cinco amigos habla a gritos mientras se pasa un cilindro de plástico de un metro relleno de whisky con coca-cola. La consumición se llama metro. El partido se ha acabado, pero los amigos continúan la noche.
Los pedos de entre semana son los mejores”, enfatiza Nacho, canario también de 19, estudiante de fisioterapia.“Ahora estamos más tranquilos, pero en septiembre íbamos a borrachera diaria”, reconocen. En apenas una hora, caen dos metros de whisky. “La diferencia de la costumbre alcohólica de los jóvenes de ahora frente a los de hace 20 años es que el poder adquisitivo ha crecido y se pueden permitir bebidas de alta graduación. Antes sólo bebían vodka o whisky los ricos”, analiza Brik.
El doctor Megías añade otro detalle generacional: “Los padres de los adolescentes actuales son la generación de los 80 que inauguró la costumbre de beber cada fin de semana”. Ese pasado les crea un problema de conciencia que conlleva cierta permisividad con el consumo de alcohol de sus hijos. “En el fondo, piensan que ellos también lo hicieron y eso aumenta la tolerancia”, explica el psiquiatra. A pesar de los múltiples perjuicios a la salud que supone el alcohol, los jóvenes niegan la visión negativa del abuso de la bebida a la que consideran inofensiva. “Está claro que no es lo mejor para el cuerpo, pero peor son las drogas duras. La coca sí que mata”, afirma Adrián.
Lo mismo piensan en Villarejo de Salvanés Kika, Josué y Antonio. Y Raúl Gómez mientras apura su descanso en el polígono de Arganda. El alcohol es la primera droga a la que acceden los jóvenes y, en muchas ocasiones, es el mejor camino hacia otras.
(público. es 2 diciembre 2007)

Deja un comentario

Archivado bajo Alcohol, Botellón, Consumo, jóvenes

El 38% de los menores practica ‘botellón’ y la mitad de ellos con bebidas de alta graduación alcohólica

Más de un tercio de los menores españoles de 16 a 18 años, el 38%, practica el botellón. La mitad de ellos opta por las bebidas de alta graduación, mientras que el resto opta por la cerveza y el vino a partes iguales.

La catedrática de Teoría de la Educación y directora del Instituto de Creatividad e Innovación Educativa de la Universidad de Valencia, Petra María Pérez, ha revelado estos datos durante su intervención en el seminario Menores y situaciones de riesgo. Desamparo, violencia y adicciones, que concluye hoy en la UIMP de Valencia.
En la ponencia El fenómeno del botellón: cómo se divierten los jóvenes, ha reconocido que el consumo de alcohol está “muy extendido” entre los adolescentes españoles, especialmente los fines de semana, y el botellón forma parte de la cultura juvenil de la sociedad española.
Según ha indicado en su intervención, se abusa del alcohol “probablemente por el resultado final que produce la combinación de los efectos ‘estimulantes y ansiolíticos’ que, a su vez, actúan como refuerzo para su consumo”.

El problema empieza en casa

“Hasta hace unos años estaba socialmente aceptado que en el entorno familiar los niños consumieran pequeñas cantidades de bebidas alcohólicas en ocasiones especiales, y aún hoy el 13,2% de los padres se muestra partidario de estas prácticas”, ha afirmado.

Pérez ha recordado que, según datos del Plan Nacional sobre Drogas, desde el año 1996 ha aumentado un 20% el consumo de bebidas de alta graduación entre los menores, mientras que el consumo de cerveza ha disminuido en este colectivo casi un 30%.

Respecto al perfil de la persona que hace botellón, la experta ha señalado que casi la mitad es estudiante, un 80% vive en el domicilio familiar y la mayoría son de clase media, y precisó que no es una persona “antisistema, ni en general pertenece a tribus urbanas”.

Petra María Pérez ha destacado que los adolescentes pertenecientes a familias en la que los padres son excesivamente autoritarios o permisivos, “abusan más del consumo de alcohol que aquellos cuyos padres son democráticos o indiferentes”.

De hecho, según ha indicado, el 89% de los jóvenes de 16 a 35 años cree que las medidas prohibitivas para evitar el abuso de alcohol pueden provocar efectos contrarios al deseado, y el 94% considera que las medidas más eficaces para atajar el consumo irresponsables de alcohol son las educativas y preventivas.

(público. es 2 diciembre 2007)

2 comentarios

Archivado bajo Alcohol, Botellón, Consumo, jóvenes