Israel prohíbe a Palestina la celebración de la Nakba

El amurallamiento y el embargo económico de Gaza, los continuos toques de queda, las matanzas indiscriminadas, el hacinamiento de presos palestinos en las oscuras cárceles israelíes, las operaciones militares llevadas a cabo como “Plomo Fundido” (que violan sistemáticamente los Derechos Humanos), y un interminable etc, no parece ser suficiente para este Estado opresor, cuya estrategia (apoyada directamente por los EEUU) no es más que eliminar a todo el pueblo palestino para irse asegurando una zona clave en Oriente Próximo. Ni muchísimo menos. La semana pasada, el Gobierno israelí, acordaba prohibir a partir de ahora y para siempre la celebración de la Nakba. Aunque antes de nada, quizá convendría saber qué es eso de la Nakba, qué gran importancia tiene dicha conmemoración para Palestina, y por qué Netanyahu ha decidido prohibirlo.

En 1948, poco antes de que la ONU realizara la división del territorio palestino (cuando Palestina se encontraba bajo el Mandato Británico), ya el primer ministro israelí, David Ben-Gurión, lo dejó todo muy claro: “después de que nos convirtamos en una fuerza mayor, como resultado de la creación del estado, aboliremos la partición y nos expandiremos a toda Palestina”, “la partición de la patria es ilegal. Jamás será reconocida. La firma del acuerdo de partición tanto por instituciones como por individuos no es válida. No comprometerá al pueblo judío. Jerusalén fue y será para siempre nuestra capital. La tierra de Israel será devuelta al pueblo de Israel. Toda. Y para siempre”.

Y así fue. La partición de la ONU se ejecutó el 15 de mayo de 1948, pero días antes el Estado israelí se había apresurado a invadir militarmente Tiberias, Haifa, Jaffa, gran parte de Jerusalén, Beisan, Safad, y Acre. En todas estas ciudades se produjeron masacres desproporcionadas, auténticas carnicerías en las que el ejército israelí asaltaba por sorpresa casa por casa, fusilando a toda persona que osase resistirse, aunque fuera pacíficamente. Y tras el 15 de mayo… la represión se multiplicó más aún, vaciando pueblos enteros y cometiendo genocidios como el de Deir Yassin, donde cantidad de niños fueron fusilados. Ante estas auténticas atrocidades, el pueblo palestino se veía obligado al exilio, obligado a huír de su tierra pidiendo auxilio, un auxilio que se perdía lentamente en la lejanía. Esa etapa, ese auténtico genocidio, es conocido como la Nakba (que viene a significar “catástrofe”), un hecho que continúa a día de hoy, imparable, sin freno, y con ansias de arrebatar hasta el más mínimo milímetro de suelo palestino que aún permanece en Gaza y en Cisjordania.

El hecho de que Netanyahu prohíba a Palestina conmemorar la Nakba, responde a su política de anular cualquier identificación propia de este territorio, minar cualquier identidad propia de Palestina para irlo relegando en la historia, y poco a poc irlo sumiendo en el olvido de un modo u otro, y sino mediante las armas como ha hecho siempre. ¿Cómo es posible que la ONU no actúe de una vez por todas? ¿Cuál es la siguiente medida que tomará Netanyahu si esta situación continúa por ese camino? ¿Cómo pensáis que se podría solucionar este grave conflicto histórico?

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Violencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s