Muchos niños violentos lo que están pidiendo es autoridad; la necesitan

Uno de cada cuatro casos que trata corresponde a menores agresivos con una “ausencia de límites”, afirma Manuel Fernández Blanco, psicólogo infantil de la Unidad de Salud Mental del Complejo Hospitalario Juan Canalejo (La Coruña).
Los problemas de conducta son desde hace ya bastantes años el primer motivo por el que los menores llegan a la consulta del doctor Fernández Blanco. Uno de cada cuatro casos nuevos corresponde a niños violentos que presentan una “ausencia de límites” por el “declive general” de casi todas las formas de autoridad, “empezando por las paternas”. El psicólogo dice que la sensación de que hay más acoso escolar y violencia contra los padres responde a la realidad-
¿Por qué este aumento de menores problemáticos?- Las familias cada vez están más ocupadas y la relación fundamental de los niños es con sus objetos. Es difícil para ellos renunciar al placer inmediato o demorarlo por cuestiones como los estudios. Se les demanda éxito, pero a veces no hay apoyo por parte de los padres.- El problema se traslada al centro de estudios…- En los niños con problemas de conducta es importante distinguir entre quienes tienen una actitud transgresora en general y quienes la tienen en el aula, entre el niño violento y el alumno violento.-
¿Por qué sólo en el aula?- La educación es una oferta que necesita del consentimiento del niño y el aumento de la franja de edad de escolarización hasta los 16 años hace que muchos se vean obligados a estar ahí cuando quizá preferirían una orientación laboral. Son además los años de la emergencia pulsional.-
¿Si no estuvieran en clase no serían violentos?- Si se les orienta de otra forma, no tienen problemas de conducta.-
¿Y qué pasa con los otros, con los violentos en general?- No toleran ningún tipo de límites y, aunque no es lo mayoritario, pueden llegar a agresiones a padres y familiares. A veces destrozan cosas, se enfrentan verbalmente… La convivencia en ocasiones es un auténtico infierno.-
¿Cómo los trata?- Hay muchos que reaccionan agresivamente porque les demandan algo que tiene más que ver con el deseo de sus padres que con el suyo. En ese caso hay que reenfocar la situación, porque un niño no tiene por qué realizar lo que nosotros no hicimos. Debe encontrar su propio camino.-
¿Desde qué edad empiezan a darse estos comportamientos?- Desde muy pequeños. Va desde un niño de tres años que no acepta indicaciones hasta mayores con conductas transgresoras o violentas con compañeros.-
¿El acoso escolar es otra característica de estos niños?- El acoso es un fenómeno específico. Se toma como objeto a alguien con un rasgo de debilidad, por ser tímido o frágil, por una diferencia étnica o por su identidad sexual, por algo que lo hace presa más fácil del sadismo de un individuo o de un grupo. La convivencia se convierte en una tortura que no siempre se confiesa.-
¿Por miedo?- A veces por temor y otras muchas porque se autodesprecia por ser objeto de acoso. Le da vergüenza ser el “pringao”. Si se detecta, a veces es por síntomas físicos: mareos, vómitos…-
¿Estos casos van en aumento o son los de siempre con más publicidad?- Es un fenómeno con tendencia a aumentar. Es raro el colegio donde no ocurre esto de forma grave; a veces absolutamente insoportable para quien lo padece. –
¿A qué se debe el aumento?- Tiene que ver con el declive de la autoridad y también con la función de los ideales. Hay una crisis general de los valores, una crisis ética. Lo que ponía freno a lo perverso de cada uno ha desaparecido y por eso cuestiones como la solidaridad no cuentan mucho. Ahora se puede gozar sin límite del dolor que se causa a otro. Aquellos chicos que quemaron a la indigente en Barcelona, por ejemplo. Dijeron que lo habían hecho para divertirse y es verdad. Uno de los efectos de esa crisis es que no hay culpa y además se produce una exhibición porque no hay valores; y se graban las imágenes y se difunden.-
¿Emitirlas es bueno?- Produce un efecto de imitación: a ver quién es capaz de colocar el acto más brutal. Hay un aspecto de transgresión a la ley y otro de autodenuncia. También hay una idea de que no va a ocurrir nada porque el menor no tiene la ley interiorizada.-
¿Cómo reaccionan los padres ante estos casos graves?- Hay gente que llega culpabilizada, diciendo en qué hemos fallado, pero también es cierto que cada vez más, ante lo intolerable de esa posible responsabilidad, adoptan actitudes defensivas y responsabilizan a los otros, la administración, la escuela…- Los profesores…- Es el caso por ejemplo del padre a quien llaman porque su hijo causa problemas muy serios y dice: ya me dirán, porque lleva diez años aquí y yo les pago para que lo eduquen. Trasladar la responsabilidad a los otros nunca funciona.-
¿Y defender a los hijos?- Defenderlos por encima de todo genera un sentimiento de impunidad. Se producen las transgresiones más graves.- Como quemar a alguien.- Estos casos a veces causan perplejidad porque no siempre son menores antisociales. Los de Barcelona eran de clase media-alta. Eso es más inquietante, porque parece que nos dejaría más tranquilos que fuesen marginales. Es consecuencia del declive de valores y de que el goce se haya convertido en el valor supremo.-
¿Es por eso?- También hay un elemento de racismo, en el sentido de que la víctima es el marginal; como si en vez de un ser humano fuera un resto que puede ser objeto de mi deseo destructivo. Y eso es consecuencia de la competitividad extrema, porque parece que los que no consiguen una posición buena pasan a situaciones de segregación o de exclusión. La violencia infantil a veces es una llamada a la ley y a la autoridad porque objetivamente el niño lo necesita; se porta mal para que el orden aparezca. Cuando eso falla, porque los padres son excesivamente permisivos o colegas, recurren a la violencia. Protestan por los castigos, pero los necesitan.-
Y con este panorama, ¿hacia dónde va la sociedad?- Ahora el sujeto puede hacer su vida con más libertad que hace 50 años, pero con más incertidumbre y angustia para las personas menos acostumbradas al cambio.-
¿Angustia?- Sí, pensamos además que los objetos dan la felicidad y en una sociedad de este tipo la depresión y la angustia son síntomas de incidencia creciente. Nunca tuvimos tanto y nunca hemos estado tan necesitados de ayuda.
“Ampliar la edad escolar causa segregación” .El doctor Fernández Blanco sostiene que buena parte de los problemas de conductas violentas en el aula se deben a que se fuerza al adolescente al estudio.- Usted habla de `objetores del saber´ y de segregación en las aulas.- Al ampliar la franja de edad en enseñanza obligatoria también se producen mayores bolsas de segregación porque los que no consiguen los objetivos son excluidos.-
¿Era mejor antes?- Cuando la educación obligatoria era hasta los 14 años, los de EGB que no aprobaban podían pasar a FP1 y podían lograr el graduado escolar.-
¿Ahora no?- Ahora si no acabas la ESO, no puedes acceder a formación profesional. No existe esa vía que era integradora. Se están fomentando políticas del más para todos y los que no dan el nivel pasan a la segregación.
(farodevigo.es 27 noviembre 2007)
Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Bullying, Educación, Violencia

3 Respuestas a “Muchos niños violentos lo que están pidiendo es autoridad; la necesitan

  1. SANDRA

    quisiera tener un poco mas de información sobre a que se debe estas reacciones violentas, particularmente tengo un sobrino que tiene 10 años de edad, pues desde como hace unos dos años a tenido actitudes muy violentas, pues ya no hace caso como se dice ni por las buenas ni por las malas. Pues la verdad es que esta incorrejible, ademas tiene un ñañito de 2 años de edad y no comparte con el no juega con el lo hace llorar, es que como que tuviera celos de el. La verdad es que mi hermana no le supo dar la atención y educación que el necesitaba, ni su padre tampoco, pues ellos trabajan y parece que no tuvieran tiempo para el.

    ya no quiero entrar en mas detalles solo se que mi sobrino tiene una mentalidad violenta estoy muy trsite quisiera que ustedes me ayudaran no quisiera que mas tardeel se convierta en una mala persona….es ncesario que se lo lleve a un psicologo o que tipo de ayuda necesita…

    atentamente, sandra

  2. carolina bavo

    tengo un bebe de 15 meses y es muy tosco, agresivo.cuando se molesta tira lo que este a su alcance, muerde, golpea. aveces lo consigo halandose las orejas o sino haciendo presion en ellas.

    no entiendo su actitud y me preocupa; no se si es por que no tiene una figura paterna, de verdad no entiendo.me pueden dar informacion de como ayudar a mi bebe.

    muy agradecida
    CAROLINA BRAVO

  3. Anónimo

    mi hija de 18 años lleva 3 con el ordenador todo el dia, se tiene que examinar en septiembre de 4 de eso, estamos desesperados porque sigue sin estudiar, no conseguimos que valla a un profesional, pata que le ayude a salir de esa adicion y reanude sus estudios,y ademas apenas sale, del ordenador a la cama, se que es bastante grave,he ido yo sola a pir ayuda profesional, pero es ella la que tiene que ir.

    por favor desde aqui pido ayuda.

    muy agradecida. malaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s